ROCÍO MUÑOZ 

 

// Eres actriz, modelo, bailarina… ¿pero si tuvieras que decantarte por una profesión y dedicar todo tu tiempo a ella con cuál te quedarías?

Sin ninguna duda me decantaría por la interpretación, que es en el campo en que más centrada estoy en la actualidad. Yo comencé desde muy pequeña bailando y me he dedicado profesionalmente a ello durante muchos años, de hecho gracias al baile conocí el medio profesional en el que me desenvuelvo ahora. El baile fue, es y será una de mis grandes pasiones, pero mi carrera con los años ha tomado otra dirección. 

Por otra parte, siempre he estado muy ligada al mundo de la moda y he trabajado muchísimo como modelo; es más en la actualidad lo sigo compaginando con mi carrera como actriz. Aunque como ya os he dicho mi prioridad a día de hoy es la interpretación. 

De las tres actividades, es la última que ha aparecido en mi vida, hace ya casi cinco años; pero además de que me apasiona es un medio en el que me siento muy cómoda, soy feliz trabajando de ello y siento que cada día aprendo algo nuevo; me hace estar muy viva dedicarme a esta profesión. En pocas palabras, creo que nací para interpretar.

 

// Te has vestido de novia recientemente de la mano de Laura Monge para Vogue y Telva. ¿Con qué estilo te quedas? ¿Te ves vestida de novia en la realidad?

Sí, es cierto; pero me he visto vestida de novia en muchas otras ocasiones, de muchos estilos diferentes, de hecho creo que eso de vestirme de blanco me persigue. No sé porque será, pero yo siempre me hago esta pregunta, “el día de tu boda, ¿cómo te vestirás?”.  Aún no he encontrado la respuesta, aunque sin duda me encantaría casarme y creo que el día que lo haga me vestiré por supuesto de blanco y con un diseño sencillo, con el que me sienta cómoda y me sienta “yo misma”.

 

// ¿Con qué papel de los que has representado te quedas?

Es una pregunta muy difícil de contestar. Me quedaría con todos los papeles que he interpretado; cada personaje me lo planteo como un nuevo reto, desde el momento en el que lo empiezo a construir hasta cuando ya lo veo hecho realidad en una pantalla. 

Todos me han aportado muchas cosas, me han hecho crecer como profesional y como persona y creo que todos también tienen algo de mí. Además, con el paso del tiempo cuando recuerdo alguno de los personajes que he interpretado me hacen recordar un momento de mi vida diferente, unas sensaciones, unas personas...

 

// ¿Cuál es el reto más difícil que has tenido que afrontar?

Todos los personajes son un reto. Pero recordando uno de mis últimos proyectos, la película “Immaturi: Il Viaggio” creo que tuve un reto adicional al tratarse de un proyecto en un idioma que desconocía totalmente, el italiano. Después de varios castings intentando poner acento y “chapurrear ” italiano, cuando me confirmaron que el papel era mío sentí a la vez una alegría enorme pero sin duda pánico al no saber ni una sola palabra en este idioma. 

Ahora que el proyecto ya ha  finalizado y que además ha sido un éxito en los cines de toda Italia, os puedo contar que la experiencia fue maravillosa, tuve que hacer un doble esfuerzo, trabajé muchísimo, pero sólo os digo que me enamoré tanto de la lengua que en la actualidad sigo estudiando italiano.

 

// ¿Tu mayor recompensa?

El acostarme cada día de mi vida con una sonrisa gracias a que amo lo que hago. Y me siento muy afortunada por ello. A pesar de que hay momentos duros, siempre para mí la parte positiva, lo que disfruto dedicándome a esto y lo mucho que aprendo constantemente me hacen no tener ninguna duda de que quiero envejecer dedicándome a esto.

 

// ¿Cómo te definirías en una frase?

Como una mujer positiva, que se mueve por el corazón, que vive con una sonrisa en la cara y que le gusta transmitírsela a los que le rodean.

 

// Algo que te haga ser optimista cada día

El estar muy conectada con la realidad de nuestros días, con la realidad que se vive en el mundo y el sentirme muy afortunada de mi situación.

 

// ¿En qué proyectos podremos verte próximamente?

En la actualidad me encuentro inmersa en el rodaje de la nueva serie de televisión del productor Jose Luis Moreno, “Todo Es Posible en el Bajo”, que se estrenará muy pronto en Telemadrid. 

Es una comedia muy divertida y para toda la familia, en la cual interpreto a Paula una joven de 19 años pero con la cabeza muy bien amueblada y que se ve inmersa en una serie de situaciones o más bien “locuras” familiares, que la harán tener que defenderse y poner cordura a todo y a todos.

 

// ¿Has conseguido cumplir todos tus sueños?

Sí y no. Creo que nunca se deja de soñar, al menos yo no quiero dejar de hacerlo. He cumplido muchas expectativas que tenía en mi vida pero aún tengo muchísimas más que cumplir. Creo que soñar es gratis e imprescindible para avanzar y sentirse vivo.

 

// ¿Cuáles son tus expectativas de un futuro próximo?

De momento seguir dedicándome a lo que me dedico y SER FELIZ. Esta profesión es una carrera de fondo, y yo estoy entrenándome para aguantar hasta el final de la carrera. En estos momentos mis expectativas están muy abiertas, tengo la mirada puesta en otros países como Italia o Estados Unidos, pero a la vez adoro mi país y estaré feliz de todas las oportunidades que se me den aquí.