UNA BODA CON TOCADOS

 
 
¿ Cómo organizar una boda con tocados ?
 
Cada vez son más las invitadas a una boda que se animan a incluir el tocado como complemento diferenciador en sus estilismos, pero pese a esto, son muchas las novias que se enfrentan a la ilusión de celebrar un enlace en el que los tocados sean grandes, vistosos y atrevidos pero no saben bien cómo organizarlo o qué detalles deben tener en cuenta. 
 
 
¿Qué, cómo y cuándo?
 
Son los datos más importantes que definirán tu celebración, y por tanto también influirán sobre los tocados que puedan estar presentes ese día. Debes saber que deben ser grandes y vistosos para celebraciones de día y más discretos en las nocturnas. 
 
Los tocados tienen su origen en la necesidad de las mujeres de clase media de protegerse del sol, de ahí que aunque su uso ha derivado en lo que hoy en día conocemos, tenga más sentido utilizarlos en ambientes descubiertos, y con ello me refiero a celebraciones al aire libre. Aunque el protocolo no indica nada acerca del lugar de la celebración, es cierto que te será más fácil animar a familia y amigas a colocarse un tocado si  la fiesta se celebra en exterior que en el caso en que lo celebras en un salón. 
 
La época del año también será importante, en verano utilizaremos tocados de colores vivos y materiales como rafia, sinamay y organza, mientras que en invierno se utilizan más fieltros y otros materiales densos. 
 
Cuando tengas definido el qué, el cómo y el cuándo, plantéate que tipo de tocados se adaptan más a tu celebración, de este modo podrás asesorar correctamente a las invitadas que tengan dudas, que seguro son varias.
 
 
¿Dress code?
 
Si te gustaría ver tocados entre tus invitadas, debes hacérselo saber. Tú mejor que nadie eres quien conoce a las mujeres que asistirán y sabrás si hace falta recordarles que cuenten con el tocado o que lo harán de motu proprio.  Colocar el dress code o código de vestuario en la invitación puede ayudar a difundir el mensaje rápidamente, y aunque creas que alguien puede tomarlo con inconveniencia, seguro que les encanta poder incluir un complemento tan singular como el tocado al menos en una ocasión, y que mejor si es en tu boda.
 
 
¿Qué tal incluir alguna pista con mensaje subliminar?
 
Un pasador de pelo con una etiqueta que diga “no te olvides de tu tocado”, un trocito de fieltro…, cualquier detalle simpático puede servir para indicar el dress code sin parecer brusca o demasiado impositiva. Muchos novios se animan a crear una web o un grupo de Facebook sobre su enlace, donde añaden información y ayudas como planos o consejos para sus sus invitados. Si es vuestro caso, este puede ser el lugar ideal para recordarlo. Añadir algunos enlaces con tiendas o webs de tocados de confianza y con precios competitivos seguro que es muy bien recibido.
 
 
¿Predicar con el ejemplo?
 
Existen multitud de variedades y estilos de tocados de novia, que en muchos casos sustituyen al tradicional velo o lo complementan. Prueba algún modelo que esté acorde a tu estilo y anímate a lucir tú también un tocado en tu gran día. Te permitirá marcar mucho mejor tu estilo y dar un toque especial a tu estilismo.
 
 
¿De principio a fin?
 
El protocolo así lo marca, claro que no dice nada del tiempo de duración de los eventos. Para bodas de mediodía que se alargan hasta el anochecer, no resulta cómodo para las invitadas estar en la pista de baile con el tocado colocado. Se está abriendo paso una tendencia para bodas de exteriores, consistente en un “guardarropía de tocados” que no es más que una zona en la que las invitadas pueden dejar sus tocados colgados mientras termina la fiesta, sin pensar que están incurriendo en una falta de protoclo.
 
Un trozo de cuerda y algunas pinzas de madera pequeñas, junto con un cartel indicativo servirán para este cometido. Seguro que tus invitadas agradecen el detalle y sienten que llevar un tocado en tu boda ha sido una experiencia bonita, cómoda y llevadera.