SOCORRO ME CASO ¡¡

 AYUDA NO ENCUENTRO MI VESTIDO¡¡¡

Elegir el vestido de novia y definir cual puede ser tu look ideal es algo complicado para cualquiera, saber si acertarás es tarea que puede llevar a un sin fin  de pruebas y estrés.

 Una novia que no se identifica con lo que tiene puesto, no puede estar radiante ni cómoda el día de su enlace, lo más importante es definir primero que nada cual es su estilo. Cualquier novia sin confianza y seguridad en lo que lleva puesto no la hará imparable y esplendida.

¿Cómo defino mi estilo de novia?

Existen dos tipos de novias. Una es la que siempre supo que vestido quería: recurre a la diseñadora que más le cierra, se lo dibuja, se lo confeccionan, se lo prueba, le encanta y se casa. La otra sabe que “ese” va a ser el vestido de su vida. Quiere que sea único, especial, diferente, pero no tiene la menor idea de cómo es. Y ahí empieza  la angustia y incertidumbre  de que hacer y por donde empezar.

La clave es  definir su estilo .Las novias clásicas lo tienen más fácil: el mercado está prácticamente pensado para ellas. Lo mismo sucede con las naturales, las elegantes y las más femeninas. Pero y las otras cuando las que no se sienten identificadas con nada ¿?.

 

Los 3 pasos fundamentales

A modo de ayuda, se sugieren tres pasos fundamentales. El primero es mirar nuestro guardarropa. ¿A qué le damos prioridad? ¿Con qué prendas nos identificamos? ¿Qué nos ponemos siempre y qué no nos ponemos nunca? El segundo paso es hacer un estudio de las opciones que hay en las revistas y negocios y encontrar los puntos en común entre los vestidos que más nos gustan: muy sencillos o de alto impacto, entallados o voluminosos, vintage o bien actuales, con brillo o totalmente mates, sueltos o estructurados, relajados o estilo alta costura. Seguramente todos ellos tienen alguna característica en común que debemos sí o sí tener en cuenta. Y, por último, tratar de definir nuestro objetivo estético con dos o tres palabras, no más: "No se puede ser sexy, elegante, natural, espontánea, romántica, femenina, sencilla e impactante al mismo tiempo. Tienen que elegir las dos variables con las que se sientan más identificadas y, valga la redundancia, casarse con ellas".

 

Para encontrar el look correcto

Hay que mirarse al espejo y ser consciente de las virtudes que queremos destacar y de los defectos que queremos esconder. Sin embargo, una buena modista o diseñador conoce todos los trucos necesarios para desviar la mirada hacia dónde queramos. 

Si aprieta, se cae, se sube, molesta o genera alguna otra incomodidad, hay que resolverlo. Todo el esfuerzo de encontrar el vestido soñado, el make up y el peinado se echan a perder si la novia está incómoda.

 Según las tendencias de la moda, la calidad del calzado define la calidad del conjunto. Por eso, el día de la fiesta hay que tener los mejores que puedas conseguir. Elegir una parte de tu cuerpo que se quiera destacar: la falda, el escote, la cintura, la espalda.

En fin es fácil la tarea si te conoces a ti misma ,y sabes el partido que puedes sacar y que parte de tu cuerpo puedes realzar mejor.

La sencillez y la naturalidad, junto con la espontaneidad son el conjunto perfecto¡¡¡