JOYAS Y COMPLEMENTOS


Alianzas de boda, anillos de compromiso, alianzas de oro, alianzas de plata, Todos los complementos y todos los detalles que necesitas para estar perfecta el día de tu boda.

 Una vez tomadas las decisiones más difíciles, es hora de centrarse en los detalles.  Son esos  pequeños elementos que imprimen carácter a tu boda y que definen el estilo que has elegido, por tanto no son un tema menor.  Las joyas que decidas ponerte ese día darán personalidad a tu vestido y realzarán tu belleza.  En primer lugar hay que ver qué tipos de joyas se adaptan mejor a tu traje de novia: joyería moderna, vintage o estilo clásico.  Y como todo, esa decisión no depende sólo del vestido que lleves sino  sobre todo del tipo de boda que hayas decidido celebrar. ¿Es de día o de noche? ¿Es un evento grande o íntimo? ¿En un lugar abierto o cerrado? Después de contestar estas preguntas habrá que adaptar las joyas que vayas a lucir según tu propia personalidad,  ¿Eres una persona atrevida o discreta? ¿Te gusta el glamour o prefieres lo clásico?  

Si has decidido tirar la casa por la venta, eres una ferviente seguidora del lujo y no te gusta pasar desapercibida,  decídete por una joyería deslumbrante y accesorios a lo grande. Si por el contrario, te gusta lo sencillo y has optado por un  vestido romántico de encaje, mejor elije algo simple,  alguna pieza vintage podría funcionar a la perfección, como un broche o un medallón antiguo. Si tu estilo es clásico, un collar de perlas y unos pendientes de brillantes serán tus complementos ideales.

 Los colores en las joyas también son una buena opción para romper con el blanco del vestido y dar unos matices diferentes al conjunto.  Atrévete con unos zafiros azules, unos rubíes rojos o un collar de esmeraldas, el resultado será impresionante. Por otra parte, recuerda centrar la atención en un única pieza, si los pendientes son deslumbrantes opta por un collar discreto y viceversa. 

 Cuando selecciones el tipo y el largo de tu collar y pendientes, asegúrate de que vayan bien con el escote de tu vestido. Para vestidos de cuello en Vel collar debe caer a mitad del camino entre la base del cuello y el punto de la V y para vestidos con escote palabra de honor, siempre una gargantilla cerca  del cuello.

 Y puestos a ser original, ¿por qué no crear una joya que se convierta en reliquia familiar? Diseña tu propia pieza, algo que no pase de moda y que puedas transmitir a futuras generaciones como herencia. Para ello tienes que elegir materiales que resistan el tiempo, el oro o el platino son un buen ejemplo. Si no lo tienes demasiado claro, echa un vistazo a las fotos de la boda de tu abuela, pueden darte alguna idea.

 En cuanto al resto de accesorios, tienes un sinfín de opciones: velos, diademas, flores, broches  o joyas para el pelo.  Tú decides. Pero recuerda que si alguno de estos elementos destaca por su audacia, el resto de joyas y complementos deberán ser más discretos para mantener una apariencia equilibrada.  Lo más importantes es que te sientas a gusto con el conjunto, y que a pesar de querer llevar algo especial ese día, no te veas  disfrazada. Hay que llevar algo que nos permita actuar con naturalidad y sentirnos bien durante la ceremonia y el banquete.