PEINADOS Y COMPLEMENTOS

Una vez ya tenemos el vestido con el que daremos el sí quiero, rápidamente nos imaginamos con él y con el peinado que llevaremos. Pero esta decisión por fácil que parezca nos trae algún que otro quebradero de cabeza ya que son muchas las opciones que tenemos y sólo podemos decantarnos por un peinado: aquel que vaya acorde con tu personalidad, con tu vestido y que te haga sentir realmente cómoda y guapa.

A la hora de decantarte por el peinado ya sea recogido, semi-recogido o prácticamente suelto, hay muchas opciones que puedes elegir y siempre encontrarás una acorde a tu vestido y estilo.  

Como son muchas las cosas a tener en cuenta desde Atidemi Novias te damos unas claves para que aciertes con tu peinado. Al igual que los diseñadores de vestidos de novia se inspiran en trajes de décadas pasadas y en bodas reales, ¿por qué no inspirarse también en el peinado?

Si tienes el cabello corto, puedes inspirarte en este peinado de los años veinte. Peinado sencillo pero que queda muy elegante, una ondulación a un lado y en lugar de tres horquillas puedes ponerte algún accesorio sencillo que te aporte un aire diferente.

Muchas veces no basta con el peinado y necesitas algo que complemente tu cabello. Son esos pequeños detalles que destacan en las fotografías y es un buen recuerdo que si se casa alguna amiga tuya o familiar que se vaya a casar después. Todos los complementos ya sean hechos a mano, con perlas, con sedas, con telas, con flores, con piedras preciosas tienen su propia identidad y dicen mucho de la novia. No recomendamos complementos muy exagerados porque quedará demasiado recargado con los pendientes y colgante. Las posibilidades de complementos para el cabello y peinado de las novias son múltiples, desde tiaras y diademas hasta cristales, piedras preciosas, etc. Los tocados con flores son una opción muy femenina que ahora en primavera aportan frescura.

 

UN FANTÁSTICO RECOGIDO + EL COMPLEMENTO IDEAL ACORDE A TU PERSONLIDAD + VESTIDO + MAQUILLAJE LIGERO = COMBINACIÓN PERFECTA

 

Cada vez más vemos que los tocados aumentan su tamaño, cada vez más tienen más protagonismo. Si tu vestido es sencillo puedes permitirte llevar un tocado con un poco más de volumen.