TU BODA CHIC & CHEAP

 

Celebrar una boda en la playa, tematizada. Organizar la boda en el extranjero, catering de bodas,cocktail de pié...

 Para casarte no es necesario tirar la casa por la ventana.  A los agotadores preparativos de una boda,  hoy en día se le suma un nuevo quebradero de cabeza, el presupuesto.  Y es que con la crisis como telón de fondo, son muchos los que dudan si celebrar o no su enlace.  En cuanto una pareja comienza con los planes para casarse, todo le parece caro. Más en los tiempos que corren. Pero ¿es posible apretarse  el cinturón en una boda sin que se pierda un ápice de romanticismo? Atideminovias te da unas claves para que tu fiesta luzca como cualquier otra y con un presupuesto ajustado.

Os ahorraréis unos cuantos euros si decidís celebrar vuestra boda fuera de temporada. Si evitáis los meses fuertes de primavera- verano y optáis por otras fechas, obtendréis descuentos en muchos restaurantes o salones de bodas.  La época en la que había que coger fecha con dos años de antelación ya ha quedado atrás y las empresas están deseando captar clientes. Y además os saldrá mucho más económico el viaje de novios.  Hoy en día existen ofertas suculentas para los destinos más increíbles. Sólo tenéis que consultarlos con vuestra agencia de viajes.

Si vuestro presupuesto es limitado, otra fórmula que se ha puesto de moda en los últimos años es el cóctel. Con poco dinero podéis quedar bien con los invitados.  Si por el contario, queréis celebrar un banquete como manda la tradición, pero no disponéis del dinero necesario, negociad con el restaurante, el hotel o el salón. Decid lo que podéis pagar. Ellos son profesionales en la materia y seguro que encontrarán alguna solución que os satisfaga.  Últimamente, las fórmulas para atraer a los futuros esposos se han disparado y son muchos los lugares de celebración que obsequian a los novios con regalos como la noche de bodas, la luna de miel o los arreglos florales. No desaprovechéis la ocasión para obtener algún beneficio extra.  

En cuanto a los trajes de los novios, son ya muchas las empresas que han lanzado ofertas imaginativas para ese día. Hoy en día se puede comprar un vestido de novia de segunda mano en una tienda por un precio muy reducido. También existe la posibilidad de alquilarlo, y no tiene porqué ser un vestido utilizado por otra novia. Algunas grandes firmas, después de exhibir los vestidos en las pasarelas los venden o alquilan con grandes descuentos. Internet también es una buena plataforma para encontrar el traje soñado a mitad de precio. Nos os imagináis la cantidad de anuncios que podéis consultar en la red ofertando unos vestidos en perfectas condiciones que sólo han sido utilizados durante algunas horas.

Compartir los adornos florales de la iglesia con otros novios que se casen el mismo día es otra solución para ahorrar. Podéis consultarlo con el párroco, que os facilitará los teléfonos de las otras parejas, y así llegar a un acuerdo. Tampoco es necesario llegar a la iglesia en un coche de caballos o en una limusina. Seguro que tienes algún amigo o familiar con un buen coche que estará encantando de prestároslo.  En cuanto a las fotos y el vídeo, otra buena alternativa para ahorrar es que dicha labor la realice algún amigo o conocido aficionado al tema. Os sorprenderá la cantidad de voluntarios que se ofrecen.  El precio de las invitaciones de boda también puede dispararse, así que, si se te dan bien las manualidades ¿por qué no les pides ayuda a tus amigas para diseñar vosotras mismas los tarjetones? Incluso podréis confeccionar  algunos adornos para el banquete.  Además del ahorro,  mientras lo preparáis, seguro que pasáis momentos muy divertidos.

Para terminar, no podéis olvidaros de la música. Puedes evitar contratar a una orquesta o una disco móvil si tú misma haces tus propios CD con  tus canciones favoritas. Eso sí, te recomendamos que te pongas varios meses antes para recopilar toda la música necesaria y que no te pille el toro.

Con estas ideas, tú, tu pareja y tus invitados podréis disfrutar de una boda por todo lo alto sin que vuestro bolsillo se resienta. Feliz boda low cost!!!