VERANO SURCANDO EL MAR

 

En una exclusiva goleta por la costa turca, en yate privado acompañados por los mejores guías sobre las aguas turquesas de Maldivas, por el amazonas peruano en un barco de lujo y con uno de los mejores chefs a bordo, en mokoro o lancha privada por el Delta del Okavango en Botswana…Cuando el termómetro empieza a subir, nada mejor que escaparse unos días a navegar, sintiendo la brisa del mar, y dejarse mimar por el mejor servicio con todo organizado al detalle.

Turquía. El gran viaje azul.

La forma más auténtica de conocer la costa turca. Navegando por el Mediterráneo en una exclusiva goleta de madera, sobre aguas turquesas y en paralelo a abruptos acantilados, donde se esconden poblaciones pintorescas cargadas de historia.

Una experiencia única que les llevará por la playa privada de Cleopatra, por los fuegos eternos del Monte Olympo y a explorar los restos arqueológicos de antiguas civilizaciones…

 Maldivas.

Otra forma de vivir Maldivas. Surcando el azul turquesa de sus aguas desde un yate de lujo, acompañados por los mejores guías expertos en buceo, pesca y en el conocimiento de la zona y sus costumbres.

 Inmersiones de buceo descubriendo sus fondos marinos y su espectacular barrera coralina, paradas en sus mejores calas e islas de pescadores, conocer sus coloridos mercados o simplemente disfrutar de refrescantes cócteles en la cubierta o en las terrazas maldivianas más de moda…Un sueño a medida de los más exigentes robinsones.

 Bostwana. Navergar por el delta del Okavango.

Mecido por el lánguido fluir de las llanuras inundadas del Delta del Okavango, el viajero se abrirá paso en silencio, entre la fauna salvaje, a bordo de su mokoro. A través de un increíble bosque de nenúfares y papiros, disfrutará de la reserva de Moremi y observará con asombro cómo los leones nadadores, únicos en su especie, se lanzan al agua para dar caza a sus presas. 

En la lejanía, lo único que escuchará es el revuelo de aves y el resoplido de algún hipopótamo… Se esconden sigilosos en los caños más profundos, junto con la presencia no menos inocente de los cocodrilos, a los que sólo podrá acceder en su lancha privada. 

Y para los que les gusta disfrutar de las vistas desde las alturas, NUBA propone un exclusivo safari en helicóptero por el delta.

 Amazonas peruano. Una aventura de lujo.

Las frondosas orillas y exóticos pájaros siguen al barco a su paso por el Amazonas. Un lujoso crucero cuidado hasta el detalle, donde el paisaje parece un sueño enmarcado en los enormes ventanales de la habitación. El viajero descansa sin dejar escapar ni una sola impresión.

A bordo del AQUA o del ARIA, el calor, la humedad y los mosquitos se olvidan por completo cuando, acomodados sobre un diván de la cubierta, los viajeros disfrutan de la mejor cocina peruana de la mano de los chefs más prestigiosos de Lima.

 Al Ártico. Rumbo al Norte.

Esta propuesta, exclusiva para sólo unos pocos viajeros y cargada de emocionantes experiencias, les lleva durante ocho días a través de las aguas del Ártico por un paisaje salpicado de fiordos y glaciares, parando en sus islas y en pueblecitos de pescadores donde degustar la mejor artic cuisine, hasta llegar a las remotas Islas Svalbard, el paraíso final.

Descubrir las Islas Lofoten, uno de los paisajes árticos más bellos y auténticos del país o contemplar renos salvajes de pelo largo,  zorros árticos y osos polares…son sólo algunas de las experiencias que deparan al viajero en este viaje.

Noches boreales en Lodges de lujo en mitad de la nieve, donde rememorar las cabañas de los primeros tramperos y cazadores, baños calientes en sus hot tubes tras jornadas de navegación en privado por sus aguas gélidas.

 La Antártida. Expedición al continente blanco.

El primer gran viaje de expedición por mar y aire al continente blanco. Sobrevolar las temidas aguas del Drake y surcar a bordo de un exclusivo buque, los estrechos canales y montañas de hielo del continente más desconocido del mundo, sólo será posible al mando de un capitán polar. 

La perspectiva cambia cuando los científicos que acompañan a la tripulación explican al viajero el hábitat que le rodea. Cientos de pingüinos, elefantes marinos y cormoranes vigilan de cerca  cada parada, disfrutando del sol sobre los perfilados icebergs. Al fin, saborea una buena copa de whisky con hielo milenario desde la cubierta, al tiempo que contempla el maravilloso atardecer.

 Islas Galapago. Santuario de vida salvaje.

Embarcados en un crucero naturalista, como los antiguos navegantes en sus exploraciones de los Mares del Sur, nada como contemplar las Islas Galápagos a lo lejos, como vagos espejismos surgidos bajo las nieblas del Pacífico.

Santuario ecológico donde el tiempo debió detenerse hace millones de años, las islas encantadas esperan su llegada, lejos del bullicio de la civilización. Tortugas gigantes, iguanas de origen prehistórico, lagartijas de lava, aves de vivos colores…Un oasis para la ciencia donde descubrir, como ya hizo Darwin, el gran enigma de las especies.