Somos defensoras de los vestidos de manga larga

Somos defensoras de los vestidos de manga larga,nos gustan tanto que seriamos capaces de casarnos en invierno solo por llevarlas.

La primera fue Kate Middleton aunque detrás de ella son ya muchas las famosas que se han apuntado a la moda del vestido de novia con manga larga: aunque han pasado ya dos años desde aquella mañana del 29 de abril, la Boda Real británica sigue dando que hablar, especialmente en el campo de las tendencias nupciales. Un diseño de manga larga firmado por Sarah Burton para Alexander McQueen, quizás el traje de novia más fotografiado de la historia, que inmediatamente pasaba de tener una representación discreta en las colecciones de novia actuales, a convertirse en la silueta de moda.

Las mangas de encaje con largo a la muñeca han ganado transparencia en este tiempo, con tejidos cada vez más ligeros, y bordados que se exienden, a veces, por encima del escote o incluso la espalda. Esta misma temporada, dos de las novias de año se decantaban por este tipo de corte: el hada madrina de las novias españolas, Rosa Clará, pasaba por el altar con un vestido efecto t-shirt, quizá el modelo de manga larga más peculiar y personal de sus colecciones, mientras que Lourdes Montes hacía lo propio este mismo fin de semana, y daba el ‘sí quiero’ a Francisco Rivera con un traje de Pronovias con manga a la muñeca.

Pronovias es, de hecho, una de las firmas que más han apostado por este tipo de manga entre sus propuestas para 2014: un modelo que se ha convertido en el favorito de muchas mujeres, que prefieren cubrirse los brazos en el día de su boda. Otras colecciones destacadas de la temporada: Monique Lhuillier, con abriguitos y vestidos de manga tres cuartos o entera, los blusones de Francis Montesinos o la colección casi al completo de YolanCris.