Unforgettable Wedding Gowns,la nueva exposición de Givenchy

Las piezas que han ayudado a protagonizar las historias de amor más importantes de la historia ..
La mayoría de las creaciones son incapaces de viajar en el tiempo, pero otras gracias a su carga emocional,nacen para ser inmortales. Como los vestidos de novia. Esos románticos trajes
confeccionados con metros y metros de tela que se usan (normalmente) una vez en
la vida y que usualmente yacen en el fondo del armario de esas que ya juraron amor eterno.
Hubert de Givenchy, la gran mente que fundó de una de las casas de Alta Costura
más importantes de todos los tiempos, decidió rendir homenaje a esos inmaculados ensambles que lucieron grandes mujeres –y con los que suspirábamos tras ojear los libros de la historia– y hacerlos parte de las exclusivas piezas que conforman Unforgettable Wedding Gowns, la nueva exposición comisariada por el diseñador.
Tras el éxito de la retrospectiva sobre su trabajo, celebrada el pasado otoño en el Museo
Thyssen- Bornemisza, en Madrid, el icónico modisto que, en el siglo XX, vistió elegantes y grandes iconos de la moda como la primera dama de Estados Unidos, Jacqueline
Kennedy, a la actriz que fue su musa y amiga, Audrey Hepburn, y a la Duquesa de
Windsor; decidió lanzarse a un nuevo proyecto, esta vez en Portugal. Uno que
tiene como protagonista las piezas que han ayudado a protagonizar muchas de las historias de amor más importantes de la historia.
El lugar para realizar la muestra de estas verdaderas obras de arte, fue igual de expectante y maravilloso a las piezas que en el se exponen: la Iglesia de San Juan Evangelista, un santuario privado dentro del palacio de su amiga, la Duquesa Claudine de Cadaval, en la histórica ciudad de Évora.
 

 

 

 

 

 

Con el verano a cuestas Portugal es el destino de vacaciones perfecto para encontrar una nueva inspiración.