Día Y Noche

 Normalmente, intentamos organizarnos de tal manera que aunque vayamos con el tiempo mal, a contrarreloj, justo, etc, podamos pasar por casa para cambiarnos y llevar un look para cada ocasión. Yo entiendo que eso es lo ideal, un conjunto para el día, en el que has ido a trabajar, y si por la tarde-noche tienes cualquier quedada a la que acudir, poder darte una duchita y ponerte otro diferente.

Pero seamos realistas, hoy en día (también depende del horario) eso pasa en pocas ocasiones.
Yo suelo llevar como dos bolsos, el pequeñito, e ideal que se lleva ahora y vas divina, y el grande y que te hace ir al fisio prácticamente cada semana. En él podemos encontrar de todo, literalmente, yo suelo ponerme para las situaciones que os comento en este blog, un neceser en el que llevo toallas íntimas, que me sirven para limpiar y refrescarme y así engañar al subconsciente de que el cuerpo ha pasado por una ducha rápida. Ya lo sé, no es lo mismo ni mucho menos, pero cuando no te da el tiempo, más vale eso que nada.
Así que el look de hoy es un mono de color negro de raso y para las mañanas lo llevo con zapatillas plateadas para no ir tan demasiado de sport, unos calcetines con los que le doy el toque llamativo, y arreglada par un día intenso de trabajo.
Llega la hora de ir a la cena que no tienes tiempo de pasar por casa. Pues o pasa nada, en el maxi bolso que os comentaba antes, me había metido unos zapatos de tacón y un bolsillo a juego con pedrería perfecto para iluminar en cualquier evento.
¿No me digáis que con estos sencillos trucos no podemos ahorrar tiempo y no ir con la lengua fuera todo el día?Fuente; http://elrinconderaspa.com/dia-y-noche