Entradas

Juana Rique presenta Leandra

Juana Rique presenta Leandra, 

su última propuesta para una mujer sofisticada y elegante. 

La firma gallega encuentra la inspiración volviendo la mirada a su tierra, en un eterno juego entre pasado, presente y futuro para desvelar una propuesta fastuosa en la que la mujer vuelve a ser la protagonista.

Juana Rique presenta una colección en la que feminidad y misterio se envuelven en tejidos ricos y  delicados en un constante juego de luces y sombras.

En una nueva oda a la sofisticación y la alta costura, Juana Rique nos regala una mujer fuerte y con carácter que vive inmersa en un pasado fastuoso jugando en un jardín decadente lleno de recuerdos de infancia y felicidad.  Leandra mantiene viva la buena costura con piezas que nos hacen viajar a la esencia más coqueta y femenina de la mujer.

El savoir-faire de la marca se hace palpable en el juego juego de texturas barrocas o en oposición, muy etéreas. El manejo de tejidos con carácter con los que consiguen crear siluetas femeninas, largos con movimiento y escotes refinados. Vestidos insinuantes dignos de la mujer más actual que pretende conservar el clasicismo y la esencia del vestir en los momentos más importantes.   El mimo y el cariño impregnan cada puntada certera mostrando la condición femenina más elegante.

Los vestidos de Leandra reciben el nombre de ocho flores acuáticas o flores que brotan en lugares especialmente húmedos. En claro homenaje a Galicia y su melancolía, pieza a pieza, Juana Rique narra una preciosa historia entre volantes, vuelos, bordados, organzas  y sedas, los lunares más clásicos, los paillets más atrevidos y los siempre femeninos lazos a contraste que rematan escotes y espaldas.

Vestidos evocadores pensados para una mujer moderna y decidida, amante del buen vestir, fuerte y sofisticada que busca  brillar por si misma.

Alta costura que reinventa el ayer para vestir a las mujeres de hoy y del mañana. Piezas dignas de ser heredadas como tesoros que pasan de generación en generación.

CRÉDITOS:

Fotos: Graciela Vilagudín

Vestidos: Juana Rique

Estilismo: Rodolfo Mcartney de No Quiero

Peluquería: Panchy Peluquería

Maquillaje: Diana Fraga

Vídeo: Fede Oliver

Joyas: Baraka Joyas

Por casualidad

 

Sam y Claudia se conocieron en Barcelona, en una de esas tardes de septiembre en las que parece que todo está por hacer.

Ella esperaba el metro, cansada, después de un duro día de trabajo. Él se había subido una parada antes y el destino quiso que Claudia se sentara justo a su lado. No pudo evitar sus ojos azules al subirse al vagón, ni tampoco que en su cara se dibujara una sonrisa. Nerviosa, buscó su móvil para disimular, con tan mala (o buena) suerte que salió despedido hacia los pies de Sam. Sin pensarlo ni un segundo, se agachó a recogerlo, y ese gesto fue la excusa perfecta para rozar levemente su mano. Un tímido “gracias”, un intercambio de sonrisas y muchas ganas de volver a encontrarse fueron el resultado de ese primer encuentro.

Claudia nunca cogía el metro, prefería desviarse y coger el autobús. Nunca le gustó la sensación de estar bajo tierra. Sin embargo, al día siguiente, volvió a cogerlo a la misma hora, en el mismo vagón y en la misma estación, ansiosa por volver a encontrarse con esos ojos azules. Contuvo la respiración, apretó las manos y al abrirse la puerta, allí estaba él, expectante. Sus miradas volvieron a encontrarse y el intercambio de sonrisas fue inevitable, pero esta vez, Sam no estaba dispuesto a dejarla marchar sin más.

Y así, de intercambiar miradas pasaron a intercambiar palabras, números de teléfono, aficiones y muchas tardes de domingo. Lo que empezó siendo una bonita casualidad acabó mezclando por completo las vidas de Claudia y Sam, dos vidas que estaban muy próximas de ser sólo una. Supongo que es cierto eso de que las casualidades no existen, porque lo que empezó siendo un encuentro en el metro acabó con una petición de mano sólo unos meses después.

Sam y Claudia eligieron casarse en Can Ribas, lugar del que ambos se enamoraron nada más poner un pie en él. Tenían claro que querían casarse en un lugar con carácter, cerca de Barcelona, y esta preciosa finca, cuya historia se remonta desde el siglo XVIII, era el lugar perfecto. Magia, encanto y tradición impregnan las paredes de esta maravillosa finca rodeada de bosques y jardines. Un lugar en el que se ha mantenido el espíritu de una casa familiar, dando siempre un especial trato que sólo se consigue cuando siete generaciones se han dedicado a este oficio.
Un lugar con un aire italiano, que irradia aromas y colores al más puro estilo de la toscana catalana.

Ella eligió un vestido de José María Peiró , modelo Julia, que adornó con tocado de Alial y joyas de Suárez. Para ponerse guapa ese día decidió confiar en Francis de Oui Novias. Sam, optó por traje y complementos de Mirto .

Su boda debía ser tan especial como su historia. Cada detalle se cuidó la máximo, por ello confiaron en las flores de RITA Experience y el mobiliario a Options , los cuales prepararon una larguísima mesa imperial, en el camino de entrada a la casa, rodeados de decenas de cipreses e iluminados perfectamente para la maravillosa ocasión.

Tal vez tenía razón Séneca cuando decía eso de que vivimos por casualidad.

 

Fotos: Natalia Ibarra
Coordinación y estilismo: Rodolfo Mcartney de Noquiero
Localización: Can Ribas
Vestido: José María Peiró
Tocado: Alial
Joyas: Suárez
Traje y complementos del novio: Mirto
Flores: RITA Experience
Mobiliario y menaje: Options
Ayudante: Cenas Adivina
Making off: Loren Photography
Modelos: Claudia y Sam Agencia Francina
MUAH: Francis Molina para Oui Novias

Martina Dorta

Phantasia. La nueva colección de  tocados de Martina Dorta

Artesanía y vanguardia se dan la mano en la nueva colección de la firma de tocados tinerfeña.

Martina Dorta lo ha vuelto a hacer. La excelencia en el diseño y la calidad de los materiales se dan la mano en una colección romántica e increíblemente sofisticada a prueba de las novias más exigentes. En Phantasía los metales, las piedras, y las piezas vintage desembocan en diseños arrebatadores reflejo del minucioso trabajo que caracteriza a su diseñadora, Yurena Dorta.

Un trabajo artesanal, inconformista y creativo que se observa en cada una de las piezas de la colección. Phantasía hunde sus raíces en el romanticismo más puro, tomando como inspiración al personaje de Ofelia de Hamlet y las coronas y broches del Art Noveau de principios de 1900. De la inflexión de ambas influencias nace una colección a medio camino entre la fantasía y la realidad que hará sentirse únicas a las mujeres más exigentes.

Metales y piedras son los protagonistas del exquisito trabajo artesanal de Martina Dorta, incorporando aplicaciones antiguas de principio de siglo. Los colores de colección nos trasladan directamente a las representaciones pictóricas de Ofelia del s. XI: encontramos dorados viejos y desgastados, platas y tonos  ciruela, verde agua o fume. La naturaleza, elementos recurrente en el imaginario Romántico y del Art Noveau, se encuentra reflejada en motivos vegetales a los que se añaden cadenas para crear piezas únicas, irrepetibles, con personalidad y carácter

Phantasía casa a la perfección con Ofelia, la colección de vestidos de novias de Marco y María que desfiló sobre la pasarela de Barcelona Bridal Week. El tándem formado por ambas firmas nos traslada a un universo delicado y exclusivo que hace las fantasías de las novias e invitadas más románticas.

La exclusividad y el diseño vanguardista de Martina Dorta vuelven reflejarse en  Phantasia. Una filosofía de artesanía, trabajo y diseño que se pone en práctica el taller que Martida Dorta tiene en Málaga.  Desde allí, atienden pedidos por toda la geografía nacional e internacional cumpliendo los sueños de todas y cada una de sus clientas.

Tocados diferentes para ocasiones únicas.

 

 

 

Editorial Juana Rique

Elipsis.
Historias.
Historias fantasiosas que juegan con historias reales. Historias que se esconde entre páginas llenas de misterio.

En su último editorial, Rodolfo Mcartney nos cuenta una de ellas. Una historia diferenciada en la que se aprecia la imagen de una novia muy suya, que se refugia en los libros para perderse en sus relatos y soñar despierta.
Historias románticas, fantasiosas y únicas. Tanto como ella.

Las fotografías, de Javier Díez de Diez & Bordons, reflejan todos los detalles que hacen único a dicho proyecto.

El Jardín de Mamá Ana, decoró los espacios con especial gusto y cuidado, añadiendo flores que consiguieron un ambiente acogedor y especial.

Looks Monocolor

Nos encantan los Looks Monocolor y seguimos pensando que el malva es un color muy acertado y que no necesita de ninguna otra combinación…esperamos os gusten nuestras propuestas¡¡¡